Skip to content
Milagros Diez 09-jun-2022 17:02:19 8 min read

¿Qué es el Citizen Development?

Citizen Development: La democratización de las soluciones tecnológicas

En los tiempos actuales reinventarse y crecer son claves para el mantenimiento y continuidad de las empresas, para ello es necesario la velocidad y agilidad.El desarrollo tecnológico ha abierto sus fronteras y se ha convertido en algo cada vez más familiar, dejando de ser un campo exclusivo para gente con conocimientos en programación. Esto permite una democratización de la tecnología para que cada vez más personas tengan acceso y capacidad de control sobre sus decisiones.

Siguiendo con esta idea, ha surgido una tendencia empresarial que impulsa a organizaciones y empresas a crear sus propias aplicaciones usando un mínimo de programación o incluso nada, para agilizar los procesos y consecuentemente lograr mejores resultados. Esta nueva visión y solución es llamada Citizen Development o Desarrollo Ciudadano.

Business woman working on laptop

¿Qué es el Citizen Development?

Antes de continuar, ¿de qué se trata este término? El desarrollo ciudadano es un proceso empresarial que alienta a los empleados que no tienen experiencia o conocimientos en Sistemas o IT, a convertirse en cierta medida en desarrolladores de software al crear aplicaciones empresariales que solucionan alguna problemática, a través de plataformas de "bajo código/sin código" (Low Code/No Code).

En otras palabras, es darle la oportunidad a los equipo internos de desarrollar aplicaciones que les ayuden a resolver sus problemas o satisfagan sus necesidades, otorgándoles más independencia en su labor, incentivando  su creatividad para afrontar distintas situaciones y más importante aún, permitiendo a la persona más cercana al problema, encontrar su propia solución. A estos empleados se les conoce como citizen developers.

 

¿Qué es un Citizen Developer?

De acuerdo a Forbes, los citizen developers son personas dentro de una empresa que tienen acceso a un entorno de desarrollo visual integrado (IDE por sus siglas en inglés)Dentro de este entorno, el citizen developer puede usar componentes de aplicaciones de “drag and drop”y conectarlos entre sí para generar una nueva aplicación web o móvil única.

Es más, si has escuchado el término es porque seguramente has trabajado con una plataforma no-code, las cuales se caracterizan por permitirle a los usuarios agregar componentes mediante el método de arrastrar y soltar para trabajar en plantillas preconstruidas y luego ensamblar una interfaz, sin necesidad de escribir una sóla línea de código.

Un citizen developer o desarrollador ciudadano, es entonces un empleado que crea aplicaciones para su uso o el de otros. Es una persona -no un título o una función específica- que depende de una unidad de negocio o de una función distinta a la de IT.

Es claro que a partir de toda esta novedad surge la duda sobre ¿quién puede ser la persona adecuada para asumir este rol?

Uno de los obstáculos principales en la adopción de esta nueva estrategia es el hecho de pensar en prestarle el poder o control a personas que no cuentan con un background técnico. Sin embargo, el citizen development ha sido un éxito a nivel organizacional.

La organización adopta así, casi intuitivamente, una nueva dinámica dónde ambas partes colaboran de una forma holística y creativa para alcanzar los objetivos organizacionales.

La suma de esta perspectiva propicia una nueva idea con respecto al capital humano: “todos son trabajadores capaces de contribuir a la ampliación organizacional”, pues los empleados desarrollan un nuevo sentimiento de poder contra los nuevos desafíos. Este sentimiento impacta directamente en el modo que se esfuerzan, elevando la moral y la productividad.

Se mencionó previamente, la idea de una dinámica holística en la organización. La adopción de estas nuevas herramientas empodera a los que están en la primera línea de la empresa, aquellos que tienen contacto diario con los clientes, ya que inevitablemente se cierra una brecha entre estos equipos y los informáticos proporcionando y creando una estrategia más integral para resolver los requerimientos organizacionales.

young people during a work meeting

 

¿Qué originó el Citizen Development?

Esta tendencia de proliferación de plataformas de código bajo o no código es un resultado directo de la aceleración y continuo crecimiento de la transformación digital que da lugar a que “todos sean desarrolladores”. Esta nueva modalidad está lejos de tener límites pues se estima que para el 2025 un 70% de las aplicaciones desarrolladas por las organizaciones utilizarán estas tecnologías. (Gartner)

La globalización y los cambios culturales que trae consigo, lleva a las organizaciones a mantenerse actualizadas constantemente, y a crear nuevas y mejores soluciones en terrenos complejos. Es necesario estar a la vanguardia y adelantarse a todas aquellas situaciones que puedan interferir con la toma de decisiones. Prever nuevos escenarios, y visualizar al recurso humano desde una nueva perspectiva es algo fundamental.

Una era donde las organizaciones pueden construir sus propias herramientas para concretar sus tareas sin tener la necesidad de atravesar por los filtros técnicos o evitar el estancamiento en sus procesos a la espera de respuestas por parte de los equipos de tecnología. Una metodología flexible, simple,rápida y eficaz que puede utilizarse en un departamento específico o en proyectos transversales a diferentes áreas.

 

Los Inicios del Citizen Development

Algunos marcan el inicio de esta tendencia alrededor del año 1982, cuando James Martin publicó el libro “Application Development without Programmers”, desarrollando la idea principal de toda esta tendencia: abrir el entorno de desarrollo a una población más amplia y permitir que los no programadores creen aplicaciones por sí mismos.

Es así como en la década de los 90 se da lugar al Desarrollo de Aplicaciones Rápidas (RAD, por sus siglas en Inglés). Estas se destacaban por ser entornos fáciles de aprender, en donde los usuarios finales debían centrarse en la interfaz gráfica y la lógica empresarial se añadía paso a paso.

Esta nueva modalidad se fue puliendo cada vez más y es entonces que en el año 2016 los términos “Low-Code” y “No code” se hacen públicos: aplicaciones con el objetivo de reunir el mayor número posible de conceptos bajo un mismo techo para hacer innecesaria la escritura de código o, al menos, reducirla significativamente.

Este hecho marca el inicio de esta filosofía digital que nace con la idea de democratizar la tecnología, con políticas que favorecen las interfaces visuales y el lenguaje coloquial para que cualquier persona sin conocimientos de programación puedan lanzar sus proyectos al mercado.

business app citizen development

 

Las Ventajas del Citizen Development

Cuando hablamos de Desarrollo Ciudadano debemos pensar en las siguientes ventajas:

  • Ahorro de costos: Todas las soluciones se encuentran en una sola plataforma, ya no es necesario recurrir a licencias de software o herramientas que solucionan sólo un aspecto.
  • Liberación de carga laboral para IT: Los departamentos de tecnología tienen más lugar para ocupar su tiempo en tareas más profundas y complejas que aprovechan sus habilidades de mejor manera.
  • Agilidad: Las aplicaciones se mantienen y actualizan más rápidamente.
  • Independencia: Aquel empleado que recibe el problema es capaz de resolverlo directamente, gracias a la independencia que otorga esta tendencia y así toda la organización se beneficia de  estos nuevos desarrollos.
  •  Adaptabilidad: Permite crear aplicaciones potentes que pueden crecer y adaptarse de acuerdo con las necesidades empresariales.

Consideraciones Importantes Sobre el Citizen Development

Está de más señalar que como cualquier solución tecnológica si no se establecen los lineamientos o barreras apropiadas y adecuadas se puede presentar un miedo lógico y totalmente válido: “no quiero que las cosas se salgan de control”. Frente a esto, algunos puntos a tener en cuenta:

  • Riesgos en la seguridad: Otorgar la capacidad de crear soluciones innovadoras y tecnológicas implica necesariamente ceder el control sobre determinadas tareas. Como habíamos mencionado anteriormente, el Citizen Developer puede ser cualquier empleado de la organización, y muchos no están capacitados para abordar los problemas de seguridad que sus aplicaciones necesitan. Ante esto es importante contar con un software de bajo código o sin código que permita a un administrador supervisar la seguridad general.
  • Necesidad de capacitación: Si bien este tipo de solución está pensada para que todos puedan construir y usar la misma sin conocimientos tecnológicos previos, para su correcto uso y funcionamiento es necesario invertir en un mínimo de capacitación. Si ponemos en una balanza estas variables, el costo en términos de tiempo sigue siendo mucho menor frente a una capacitación que implique tocar conceptos de mayor complejidad y profundidad. Para ello se puede incluir en los planes de formación del personal lecciones acerca de plataformas de bajo código y sin código.

Se observa con mayor claridad que las ventajas son mucho mayores a las desventajas. Al momento de hacer una elección es necesario tener en cuenta que uno está eligiendo una solución que ayudará a crear una herramienta que se ajusta a los requisitos específicos de la organización, y eso es algo invaluable.

 

El Futuro del Citizen Development

No tenemos dudas que el futuro de la transformación digital es a través del Citizen Development que lejos de ser una tendencia es algo que llegó para quedarse y pisar cada vez más fuerte.

Es importante que las organizaciones evalúen adoptar el Citizen Development, ya que el brindarle la posibilidad a su fuerza laboral de que sean ellos mismos los que puedan crear y configurar sus propias aplicaciones tecnológicas puede brindar la agilidad necesaria para adaptarse a los retos de contextos operacionales cada vez más desafiantes y cambiantes. Por supuesto, es necesario establecer ciertos límites, procesos y gobernabilidad, para que la solución pueda entregar los beneficios que promete y no comprometa la seguridad y la operabilidad de la empresa.

 

Una Gestión de Información No Code

Desde la concepción de nuestro software de gestión de información empresarial, AKTEK iO, buscamos mostrarle al mundo todos los beneficios que un sistema de no-código puede traer.

Con AKTEK iO queremos darle el poder a nuestros clientes de crear un sistema de gestión de información que responda a sus necesidades y que se adapte a sus contextos operacionales.  Buscamos empoderar la dinámica interna de las compañías provocando, casi de manera natural, que los propios empleados tengan cada vez más control de sus herramientas y que puedan sentir que la tecnología es un gran aliado. Poner a disposición un producto único, flexible, intuitivo para mejorar la toma de  decisiones para tu empresa es nuestro principal propósito.

Demo de AKTEK iO

avatar

Milagros Diez

Como Tech Talent Scout en AKTEK, estoy a cargo de encontrar y atraer a los mejores talentos tecnológicos a nivel mundial para que se unan y permanezcan en nuestro equipo. También estoy en constante contacto con diferentes áreas de la organización ya que apoyo en temas relacionados con: Atención al Cliente, Investigación de Mercados, Desarrollo de Negocios, etc. Esto me permite tener una visión global de nuestra empresa y producto.